Translate

domingo, 28 de noviembre de 2010

sábado, 27 de noviembre de 2010

ADVIENTO - SIGNIFICADO


VEN, SEÑOR JESÚS!!!

ADVIENTO, significa llegada solemne. Cuatro semanas anteriores a la Navidad, durante las cuales nos preparamos para actualizar el nacimiento de Jesús en Belén.
Pudiéramos resumir el Adviento y la Navidad, diciendo que: EL SEÑOR VINO, VIENE Y VENDRÁ.

VINO cuando el Verbo se hizo hombre en María por obra del Espíritu Santo, y nace en Belén de Judá.
VIENE a través de los sacramentos, especialmente del bautismo y de la Eucaristía. Viene a través de su Palabra, viene en el hermano necesitado (el pobre como sacramento de Cristo). Jesús sigue viniendo... Hay que saber acogerlo.
VENDRÁ como El lo prometió al final de los tiempos.

ADVIENTO es un tiempo de esperanza. El Señor está cerca. Viene. Es un tiempo para enderezar las sendas y preparar el camino. Es un tiempo para despertad y velar. La esperanza, en Adviento, es conversión, lucha y compromiso para que llegue el día. Es hora de despertad del sueño, porque ya amanece.
Para nosotros la venida del Señor no es sólo salvación del mal, sino realización de la persona y de la creación según la plenitud de la vida de Dios.

PERSONAJES DE ADVIENTO

ISAÍAS: Profeta del Antiguo Testamento. Sus escritos anuncian la llegada de un Salvador, un Mesías. Hay que leer a Isaías, en Adviento, teniendo en cuenta la pobreza, la injusticia, la miseria y la oscuridad de nuestro mundo de hoy. El nos ayudará a mirar el mundo sin desesperación, con realismo, sí, pero con esperanza.


JUAN BAUTISTA: para conocer a Juan nada mejor que ir a las fuentes. En este caso al Nuevo Testamento.” No ha nacido de mujer uno más grande que Juan Bautista”. (Esto lo dijo Jesús). San Juan Bautista el precursor inmediato, enviado para prepararle el camino, sobrepasa a todos los profetas, de los que es el último, e inaugura el Evangelio. Señala la venida de Cristo a quien señala como “el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo”...


MARIA DE NAZARET: María dijo que sí. Concebirá y dará a luz un Hijo. Le pondrá por nombre Jesús. Durante el tiempo de Adviento, la liturgia recuerda con cariño y admiración a la Virgen María, porque nadie mejor que ella vivió en el Adviento de su Hijo. Quién espera más que una madre? Es Ella quien nos puede enseñar a practicar la esperanza y a vivir la alegría cristiana en el tiempo del Adviento. Ella llevó a Jesús nueve meses en su seno, es el modelo para cada uno de nosotros y para la Iglesia, que quiere vivir en este tiempo la Encarnación salvadora de Jesucristo.

Diciembre es el verdadero mes de María: Celebramos su INMACULADA CONCEPCIÓN: es el prototipo de la humanidad redimida, el fruto más espléndido de la venida del Redentor.

NUESTRA SEÑORA DE GUADALUPE: La Virgen de rostro indígena, que escoge al pobre Dieguito y en lengua indígena, le da un mensaje de misericordia, nos está diciendo que navidad es la dignificación de los pobres y de todos las culturas.

A partir del 17de diciembre son días dedicados por la liturgia a contemplar a la Virgen María de Nazaret, ya que Ella, por voluntad de Dios, es protagonista en la realización del plan de salvación.

CÓMO VIVIR EL ADVIENTO:

En ACTITUD GOZOSA de espera del Mesías.

Con DISPONIBILIDAD cotidiana a los llamados del Señor y de los hermanos.
Con HUMILDAD de corazón y sencillez de vida.
Con SOLIDARIDAD PARA SENTIR EL DOLOR Y LAS NECESIDADES DE LOS DEMÁS Y ACUDIR EN SU AUXILIO.
EN ACTITUD DE cambio o conversión, es decir, volvernos a dios con verdadero arrepentimiento.